La Legionelosis es un término que se utiliza para definir la enfermedad causada por bacterias del genero Legionella. Hay más de 40 especies siendo Legionella pneumophila la que provoca la enfermedad. La bacteria habita en ambientes acuáticos naturales (ríos, embalses, etc), generalmente en aguas superficiales y desde estos lugares coloniza los sistemas de abastecimiento de agua de las ciudades. Se incorpora a la red de agua de edificios y a otros sistemas que requieren agua para su funcionamiento. La bacteria no se multiplica a temperaturas inferiores a 20 ºC y no sobrevive por encima de 70 ºC siendo su temperatura óptima de crecimiento 35-37ºC.

La infección se contrae cuando las concentraciones de la bacteria en el agua son elevadas y a través de las vías respiratorias por inhalación de aerosoles entran en el hombre.

Los aerosoles se forman a partir de pequeñas gotas que pueden generarse al pulverizar el agua. A menor tamaño de gota, mayor es su peligrosidad pues estas llegan más fácilmente a las vías respiratorias. Por ello una de las fuentes de infección más frecuentes son las Torres de Refrigeración pues si están mal diseñadas o su mantenimiento es deficiente sueltan al ambiente gotitas de menos de 5µm muy fáciles de inhalar.

Existe igualmente un riesgo mucho más limitado en  otros sistemas de agua como pueden ser los Acumuladores de Agua Caliente Sanitaria (ACS) y fuentes ornamentales.


Ante esta problemática se determina la necesidad según el Real Decreto 865/2003 de realizar sistemáticamente operaciones encaminadas a prevenir y minimizar la aparición de esta enfermedad provocada por la multiplicación de la bacteria en la red de agua.

Según el Real Decreto anterior las instalaciones con probabilidad de proliferación y dispersión de Legionella deberán disponer de un registro de operaciones y mantenimiento indicando todas aquellas anotaciones que se consideren necesarias para un exhaustivo control de la bacteria.

Existen unas medidas preventivas de obligado cumplimiento para todo tipo de instalaciones de uso público y donde exista riesgo de contaminación por Legionella según establece el Real Decreto 865/2003. Estas medidas irán encaminadas a evitar las condiciones que favorezcan la supervivencia y multiplicación de la bacteria Legionella.

Para completar las exigencias del Real Decreto 865/2003 se realizarán determinaciones de muestras de puntos representativos de la instalación por un LABORATORIO DE ANÁLISIS. El número y cadencia de las analíticas se fija en función del tipo de instalación según determina el R.D. 865/2003.

SANIGEST dispone de personal cualificado para las actuaciones y revisiones periódicas del procedimiento tanto para la prevención como para el control de Legionella en sus instalaciones con la correspondiente capacitación acreditada por cursos específicos.

Legionella